Mi día beisbolero en el Deportivo Oceanía

por Chad Santos

Como los buenos vinos en cada pitcheo

Pitcher de relevo

Justo detrás del home

Compadres beisboleros

Chavito con el ojo morado

Así las cosas

Lejos del mainstream beisbolero y cerca de lo que dejó la Fernandomanía, veinte años después el tiempo se congeló entre la nostalgia de los bats viejos… el Deportivo Oceanía es fiel reflejo del undergound deportivo, cada quien se rasca con sus uñas, manoplas desgastadas, spikes remendados y un lunch improvisado por las esposas amenizan la tarde, además el clásico “psssst” de una rica cheve no faltará.

Consejo

Si van, una señora de lentes, morena y con sobrepeso que se encuentra en el primer diamante usará su celular (discretamente) para sacarte fotos, luego de unas llamadas (¿a quién?)  te cuestiona mil cosas. En México ya no sabes si es parte de la paranoia ante la inseguridad o de la mafia política de las cuotas. Cuando me cambié de zona llegó una patrulla, al irme de allí una más, en fin, agarré distinta ruta para irme, no me quedaron ganas de investigar el motivó de su rondín.

Un abrazo a la gente de Estados Unidos, España, Venezuela y República Dominicana, las  naciones que más visitan mi humilde blog, es un placer y un gusto ver sus banderas en “Top views by country”.

Texto y Fotos Santos

Twitter.com/chadsantos

Queda prohibida la reproducción parcial o total del material sin consentimiento del autor.

Anuncios