Me querían chamaquear

por Chad Santos

Resulta que ayer al cargador de mi Macbook ya no le prendía el fregado foco, así sin más murió (del coraje deseaba ir a la tumba de Steve Jobs -si es que tiene- y dejarle excremento de perro), en fin…me aguantó como warrior viajes a Saltillo, Monterrey y Cancún. Me alegra que su ciclo terminara en casa, mejor aquí y no olvidado en un StarSucks, siendo adoptado por algún hipster.

Luego entonces viene el martirio de cotizar otro, varia raza me comentó: “Ve a la Plaza de la tecnología, desde usado, nuevecito o simi encontrarás” y pues el Santos bien contentillo se fue a dar el rol. En un local lo tenían a 600 “nuevo”, cuando me lo traen estaba sin caja, rayado y con una liga…pero según el vato era “nuevo”, no la jodan. En la planta baja lo mismo, nada más que ahí supuestamente contaba con su plástico transparente, gacho que la caja era de vil cartón, eso sí $1400. Por cierto en MacStore  Uruguay rondaba los $1500, aburrida tarde, todos me querían chamaquear como al Homero Simpson con la televisión Sorny.

Así sucesivamente en otros puestos, con eso de que fueron bien amables -cuando no compras se enojan- ni ganas de seguirle, total, emprendí la huida al Palacio de Hierro (Durango), conforme caminaba al stand de Mac mis ojillos brillaron mucho -así como al Burns cuando les trae paz y amor- ¡pooooor fin! nada de caja de cartón, ligas, mugre o vendedores con la cara más grasosa que la mía ¿costo? $1300, ps si me picaron los ojos, pero ya te alivia ver un producto como debe.

La moraleja aquí es que visitar Eje Central ya es como ir al Chopo a dotarse de patinetas, tenis, baleros o ropa…no es nada seguro y te venden a precio de tienda departamental, mejor adquirir las cosas de ley.

Fin.

Anuncios