La cámara réflex de Bully: Scholarship Edition

por Chad Santos

Pocos videojuegos saben agregar misiones de foto al gameplay sin calzador, en Bully lograron hacerlo de una forma por demás divertida y sencilla, apuntas, zoom, disparas. Para los que, como su servidor recién se les ocurrió probarlo (en pleno 2012, ya hasta va de salida el Wii), pueden esperar un GTA con un morro de nombre Jimmy Hopkins, el quinceañero es de lo peor, su madre lo interna en la Academia Bullworth (mientras anda de luna de miel con su nuevo esposo), un sitio lleno de abusones en donde te tienes que defender haciendo pactos o ya, a la ñera con puros golpes, de algún modo y sin querer poco a poco escalarás posiciones siendo el jefe de jefes del instituto…luego conocerán traiciones, pero no les daré spoilers.

 “Es como ir en al Colegio de Ciencias y Humanidades Azcapotzalco”, pues leve, no nada más andas pastando y repartiendo leña porque sí vas a clases, una de ellas es la de foto, la Señorita Philips solicitará imágenes de las banderas que hay en varios edificios (las marcan en el mapa, así que no hay falla). Para los observadores, de inicio usarás una réflex, en cuanto pasas el curso te la catafixian por una digital, que además dispara a color.

Hopkins que es bien malote también ayuda, después de hacerse compa de un Santa Clos ebrio te tocará levantarle el negocio, serás su fotógrafo, el chiste es que los peques aplican la de sentarse en él y pedirle regalos, nada más que andan bien punks…cuando sonrían ¡click! Destacar Jealous Johnny, el estudiante celoso al que le ponen el cuerno y entras a lo Cheaters (espías a las chica mientras va por la calle con otro güey). Como extra, para desbloquear el traje de ninja negro, con el que los monitores no te apañan, a la de a web retratarás a todos los estudiantes para el anuario.

Bully está cotorrón…cualquier sugerencia de otro título relacionado con fotografía Twitter.com/chadsantos, para sacar el 100% me falta acreditar gimnasia, geografía y romper todos los gnomos de jardín. Por si andaban con el pendiente.

Anuncios